viernes, 25 de abril de 2014

INVERSIÓN Y VIVIENDA


Ayer veía la vieja película de Robert Redford y Demi Moore “Una proposición indecente” en la que nos presenta a una joven pareja con la cabeza llena de bonitos sueños que pide un préstamo a un banco para construir una casa “porque es lo que hace todo el mundo”.
Describen a continuación cómo entra una crisis inmobiliaria: el precio de las casas cae tremendamente, la gente pierde su trabajo y ellos se ven incapaces de hacer frente a la hipoteca. Año de la película: 1993.
Mi primera vivienda la compré en octubre de 1997. Salíamos de otra crisis inmobiliaria donde el precio de las casas estuvo prácticamente estancado desde el año 1990. Eso en un entorno de inflación medio-alta suponía una crisis inmobiliaria bastante decente. Nada comprado con la crisis que acabamos de sufrir, pero la gente del sector lo pasó mal.
Y es que esto de las crisis inmobiliarias no es nada nuevo, es absolutamente cíclico. Lo nuevo es la intensidad que ha alcanzado esta vez, producto del irracional precio alcanzado con la  burbuja. Pero recordad que siempre ha habido crisis inmobiliarias… y recordad también que las crisis no son eternas
.
El amigo “doc” propuso un tema de debate en una entrada anterior en la que escribía sobre amortización de la hipoteca de una vivienda. El tema, si lo interpreté bien era sobre cuándo uno podía comprarse una vivienda… ¿no es mejor tener la pasta en acciones?, ¿Qué haría yo si pudiese echar hacia atrás el tiempo?... todo esto pensando en alguien de perfil joven sin vivienda en propiedad.
Desde luego no sé qué es lo mejor, y ni mucho menos qué es lo mejor para la gente que no conozco… pero lo que sí os puedo contar es mi experiencia.

viernes, 18 de abril de 2014

BLOOMBERG


Vacaciones de Semana Santa. No pensaba escribir, sino más bien poner un cartel de “cerrado por vacaciones” y disfrutar de las mismas. Sí que he dado algunas vueltas al tema propuesto por el amigo “Doc” sobre jóvenes y viviendas, pero para escribir en primera persona necesito datos que no tengo accesibles en el sitio donde estoy pasando unos días de descanso.
Desde mi gallegísimo sitio de descanso leo que el turismo se ha disparado y que las ventas de casas repuntan. Sin embargo esta semana está siendo convulsa para los mercados en general. Es curioso que desde el cierre de trimestre hasta aquí mi cartera haya subido casi un par de puntos, recuperando mucho terreno frente a mis referencias. Está claro que mi cartera se comporta mucho mejor en caídas de mercado que en las subidas finales (siempre me pasa igual).
También me ha llamado la atención los titulares de caídas en el MAB.  Parece que Gowex y compañía están recortando fuertemente parte de la estratosférica subida que tuvieron. Esa fué la razón por la que recorté a cinco los valores seleccionados en el Metavalor FI (ver pestaña "Selección de valores") ya que el séptimo u octavo valor era Gowex y no parece demasiado prudente... no casa con mi filosofía de inversión.
Así que cómo no dispongo de datos con los que completar mi reflexión sobre "jóvenes y vivienda", tengo dos opciones: (a) aprovecho las caídas de los mercados para soltar una charla sobre prudencia, no invertir más de lo que se debe, etc… o (b) os hago alguna recomendación más de “outsider”.

viernes, 11 de abril de 2014

FONDOS CONTRA ACCIONES

Como no podía ser de otra forma una entrada anterior levantó un cierto revuelo porque toca un viejo debate: ¿invertir vía fondos o invertir directamente en acciones?. El tema es tan viejo como el debate del análisis técnico y fundamental.
Como sabéis mantengo la opinión de que cuando se trata de capitales pequeños la balanza se inclina hacia la inversión vía fondos. En esta entrada trato de ignorar el tamaño de la inversión y toco los diferentes aspectos que pueden influir en una u otra opción. La realidad es que hay puntos que apoyan la inversión en fondos y otros que apoyan la inversión en acciones. Echemos un vistazo:
1.- Fiscalidad
Este es un gran punto a favor de los fondos. Hacienda no se casa con los particulares… pero con la industria de los fondos sí.

viernes, 4 de abril de 2014

AMORTIZAR HIPOTECA: ¿CUOTA O PLAZO?

En la anterior entrada salía una pregunta sobre si era mejor amortizar la hipoteca en forma de reducción de las cuotas mensuales o en forma de reducción del plazo de pago. Hasta ahora siempre había oído decir que era mejor reducir plazo porque así reducías la cantidad de dinero que pagabas de intereses y que a la larga salía mejor. Pero nunca había hecho los números.

Ahora ya los he hecho y comparto con vosotros mi reflexión.
Además, esta era una de mis asignaturas pendientes, ya que aunque me decían que era mejor amortizar en plazo, yo siempre había hecho lo contrario argumentando que prefería ver “pájaro en mano” y tener una recompensa inmediata por el esfuerzo de aplicar la amortización. Pero… ¿estaría haciendo bien ó cometo un fallo de manual?.