jueves, 11 de julio de 2013

EL DIVIDENDO: VENTAJAS E INCONVENIENTES

Como todos sabéis el dividendo es una parte del beneficio de la empresa que se reparte entre los accionistas. Hay inversores que seleccionan las empresas mirando si el dividendo que pagan da una rentabilidad atractiva sobre el precio de la acción, otros que no se fijan tanto en la rentabilidad por dividendo, pero que sí se fijan mucho en que los dividendos sean crecientes y hay otros a los que no les gusta o no se fijan en el dividendo.
Vemos las ventajas y los inconvenientes de los dividendos.
Comencemos con EL gran inconveniente:
Si te pagan un dividendo pagas impuestos dos veces: en primer lugar la empresa paga impuestos por el beneficio que ha obtenido, y cuando decide dar parte a los accionistas estos sufren en primer lugar una retención y luego pagan impuestos en el IRPF.
Lo de la retención es temporal, ya que finalmente lo ajustas cuando tributas por el IRPF y lo del IRPF, al menos de momento, está exento si te llevas menos de 1.500 euros por dividendos. Por tanto si lo que ganas en dividendos es menor de 1.500€, este primer inconveniente fiscal no te aplicaría.
Por el contrario si tienes una cartera de unos 100.000€ es fácil que vayas a ganar más de 1.500€ por dividendos al año, por lo que vas a pagar impuestos por unos beneficios empresariales que ya ha pagado previamente sus correspondientes impuestos por beneficios empresariales. Todo un robo.