miércoles, 31 de agosto de 2011

ANÁLISIS DEL IBEX III - CIERRE

Me temo que voy incumplir tres cosas de golpe:

1.- Prometí una entrada más o menos semanal y me he pasado un agosto sin escribir una coma y disfrutando de unas merecidas vacaciones.

2.- Había pensado continuar con la explicación de los pasos 4 a 6 y voy a incumplirlo dedicando un artículo más a los pasos 1 a 3.

3.- Había prometido no escribir sobre la actuación de los mercados en el día a día y hoy lo voy a incumplir porque hay ocasiones que no se pueden dejar pasar y esta es una de ellas.

Observemos lo ocurrido en los últimos meses con el comportamiento del Ibex35:

El Ibex amaneció el año en niveles de 9888 puntos, pegó una fuerte subida en un mes y se mantuvo rondando los niveles de los 11.000 puntos hasta abril, esto es una subida de más del 11%, que no está nada mal.

Pero desde mayo fue cayendo lentamente hasta entrar en terreno ligeramente negativo en el saldo anual del 2011. Luego realizó un ligero rally alcista hasta marcar el 22 de julio los 10.059 puntos.

Y desde el 22 de julio hasta el 10 de agosto encadenó una serie de caídas prácticamente ininterrumpidas hasta cerrar en 7966 puntos. Una caída del 21% en 13 sesiones de infarto que además había sido precedida de otra caída del entorno del 8% en los dos meses previos.

El inversor promedio por tanto ha sufrido un lento goteo de dos meses con caídas del 8% en su cartera de renta variable y a continuación un rejón de castigo del 21% en dos semanas de los que tumban al común de los mortales.