jueves, 28 de julio de 2011

ANÁLISIS DEL IBEX II - REFLEXIONES


¿Qué debe hacer el inversor prudente?. Ante todo conocerse bien para anticipar sus propias reacciones.


Veamos el terrible efecto del mercado sobre los nervios del inversor normal:


La última crisis del 98 fue una gran trampa para aquellos que se dejaron doblegar por su intensidad. En sólo dos meses la bolsa perdió un 31%, para después, en los tres meses siguientes la bolsa subir un 46%. Aquel inversor que se vendiese su cartera en mitad de la crisis por no poder soportar la sangría de un 31% en su cartera, se perdería una de las mayores recuperaciones de la historia y posiblemente aún a día de hoy mantenga la cara de tonto que se le debió quedar por entonces…

El inversor prudente deberá considerar cual va a ser su comportamiento ante una pérdida como la del 98. ¿Qué ocurriría si teniendo 100.000 € en bolsa, perdiese en sólo dos meses 31.000 €?. ¿Saldría huyendo, aguantaría el chaparrón o sería capaz de meter más dinero en bolsa a precios baratos?. ¿Dormiría bien sabiendo que dispone de 31.000 € menos que hace dos meses por haber sido demasiado arriesgado?.

¿Y si en vez de perder 31.000 € en 2 meses perdiese de forma más lenta 50.000 € en diez meses o incluso 55.000 € en un lento goteo de dos años como el de las puntocom?. ¿Cuál sería entonces su comportamiento?.

miércoles, 20 de julio de 2011

ANÁLISIS DEL IBEX

Vamos a analizar el comportamiento del Ibex-35 durante un periodo de tiempo suficientemente representativo:

Comenzaremos en enero de 1994 hasta junio de 2011. Suponen 18 años y medio donde se ha vivido al menos cuatro grandes crisis, tiempo más que suficiente como para abarcar un par de ciclos completos, tanto alcistas como de crisis con sus consiguientes bajadas en las cotizaciones:

  • Desde febrero del 94 hasta enero del 95 la bolsa se dejó un 21%.
  • En septiembre y octubre del 98 la bolsa se dejó un 31% en la denominada crisis asiática. ¡En sólo 2 meses!.
  • La gran crisis de las puntocom entre abril del 2000 y octubre de 2002 en el que la bolsa se dejó un 55%.
  • La gran crisis de las subprime o crisis ninja entre mayo de 2008 y marzo de 2009 en el que la bolsa se dejó un 48%.

La crisis del 98 fue una gran trampa para aquellos que se dejaron doblegar por su intensidad. En sólo dos meses la bolsa perdió un 31%, pero después, en los tres meses siguientes la bolsa subió un 46%. Aquel que se marchase del mercado se perdería una de las mayores recuperaciones de la historia.

La crisis de las puntocom fue terrible por lo duradera. Más de dos años con caídas prácticamente ininterrumpidas.

miércoles, 13 de julio de 2011

ILUSTRANDO EL MÉTODO BÁSICO


El objetivo básico del método descrito es ayudar al inversor a determinar los porcentajes deseables de asignación de activos entre los diferentes tipos de activos (de forma simplificada renta variable y renta fija / depósitos) de modo que se respete el límite de riesgo que está dispuesto a asumir.



 
En mi experiencia, el orden adecuado para realizar una correcta estrategia de inversión a largo plazo debe ser necesariamente el descrito en la entada anterior; comenzando por la determinación de la cantidad a invertir, continuando por la determinación del riesgo al que se está dispuesto a asumir, después determinando la composición del mix renta fija / renta variable y por último y sólo al final eligiendo los activos de forma adecuada.

Cualquier alteración en el orden de estos tres pasos llevarán necesariamente a una estrategia errónea. Por ejemplo si compramos acciones antes de saber cual es la cantidad de riesgo que estás dispuesto a asumir. O por ejemplo si compras acciones sin saber cual es el nivel de diversificación que debes emplear.

Al igual que la mayor parte del público que se siente atraído por el mundo de la bolsa lo hace especulando cuando cree que invierte; los inversores de verdad muchas veces ignoran el riesgo que están asumiendo y cuando de vez en cuando este se materializa con ocasión de las crisis cíclicas que inevitablemente viviremos todos, se ve simplemente arrollado por los acontecimientos.

martes, 12 de julio de 2011

RESUMEN SIMPLIFICADO DEL MÉTODO

Trataré de realizar en esta segunda entrada un resumen ejecutivo simplificado de lo que luego iré ilustrando en detalle y enriqueciendo y que seguro tendrá detractores entre los que puedan leerlo.

A mi juicio el orden lógico para poner tu dinero a trabajar como inversor prudente - que para un minoritario es lo aconsejaría al 90% de las personas-  debe ser el siguiente:



1.- Determina tu “masa inversora”. Es decir,  en base a tus ingresos y necesidades próximas calcula cuanto dinero de tus ahorros necesitas apartar para tus necesidades más inmediatas (uno año vista). Lo que le quede es la cantidad de dinero que vas a invertir, lo que denominaremos tu “masa inversora”.

2.- Establece tu “riesgo máximo permitido” en euros. Es decir, establece en euros cual es la cantidad máxima de dinero que puedes perder de tu masa inversora. Esta debería ser una cantidad de la cual pudieses prescindir en un plazo de 5 años.

3.- Calcula la cantidad a invertir en renta variable. Para ello multiplica por dos el “riesgo máximo permitido” en euros. La cantidad resultante será, expresado en % sobre la “masa inversora”, la proporción de activos asignada a “renta variable”.

4.- Calcula la cantidad a invertir en renta fija / depósitos. Será la cantidad de dinero que te sobre de la “masa inversora” tras restar lo que  se ha asignado a “renta variable”. La cantidad resultante será, expresado en % sobre la “masa inversora”, la proporción de activos asignada a “renta fija”.

5.- Memorice la “ecuación de asignación de activos” como su piedra angular de inversión. Esa ecuación es la proporción que ha establecido antes entre su renta fija y su renta variable; es decir, la cantidad de su “masa inversora” que ha repartido entre renta fija y variable.

6.- Compense desequilibrios en la “ecuación de asignación de activos”. Esos desequilibrios podrán llegar por dos vías: cambios en la valoración de las carteras por el paso del tiempo ó entrada de nuevos ahorros.

Para ello tenga muy en cuenta el momento económico del entorno (en especial la evolución previsible de los tipos de interés), el capital disponible y plazo en que pueda necesitar su inversión.

domingo, 10 de julio de 2011

INICIO DEL ¿BLOG?

Sobre el objetivo:

No es mi intención hacer un blog “clásico” en el que un autor se dedica a contar los temas de actualidad que puedan interesar al internauta de turno, sino exponer de forma sencilla cuales deberían ser los principios rectores que deberían guiar la actuación de todo aquel que quiera invertir un dinero en los mercados de capitales.
En palabras sencillas: se trata de poner el ABC que todo inversor debería conocer, que en la práctica pocos conocen y que además resulta, como alguno ya dijo, un aprendizaje bastante caro y doloroso de aprender.

Al menos en España lo que aquí se va a exponer no se enseña en las escuelas y tampoco en las universidades que conozco. El resultado es que hay una masa de inversores que son analfabetos en materia de inversión y que son carne de cañón para bancos y “colocadores” de todo tipo y condición.

Muchos aprenden con la práctica, pero a base de meter la pata cuarenta veces. Con este “blog” pretendo conseguir que dicho aprendizaje sea más llevadero y sobre todo más barato.